Diversión Familiar Bajo el Sol

Manteniendo Seguros a sus Hijos este Verano


El verano es una gran oportunidad para que las familias pasen juntas un tiempo de calidad. Ya sea jugando en el parque, haciendo una excursión o construyendo castillos de arena en la playa, los días de verano pueden crear memorias que duren toda una vida. Pero la temporada calurosa también puede poner a los niños pequeños en un mayor riesgo de lastimarse.     

Para ayudar a los padres a proteger a sus niños de peligros potenciales, Primeros 5 Solano les recuerda a los padres y cuidadores de niños que siempre supervisen a los niños pequeños, y ofrece los siguientes consejos de seguridad para el verano.      

Sé astuto con el sol

  • La piel de un niño es sensible a los rayos solares, así que asegúrese de evitar quemaduras por el sol.
  • Aplique un bloqueador solar con un factor de protección de por lo menos 30 SPF en la piel de su niño 15 minutos antes de salir al sol y aplique de nuevo cada dos horas, especialmente justo después de que su hijo haya estado en el agua o haya sudado.
  • Procure que los niños jueguen en la sombra lo más posible, especialmente durante las horas de mayor luz solar, entre las 10 a.m. y las 4 p.m.  
  • Asegúrese de que su niño use ropa ligera, un gorro de ala ancha y lentes para el sol que ofrezcan 100 por ciento de protección de los rayos ultravioleta.
  • Mantenga a los niños menores de seis meses fuera de la luz directa del sol.

Manténgase alerta de peligros cerca al agua

  • De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el ahogo es la segunda causa de muerte en niños. Como padre, sea prudente con el agua.  
  • Nade con su niño en agua calmada, sin olas, y siempre sepa dónde están los salvavidas más cercanos antes de entrar al agua.
  • No confíe ni se apoye totalmente en flotadores, como chalecos o asientos flotantes para bebé, para mantener al niño a salvo. Estos flotadores pueden cambiar de posición, perder aire o resbalarse debajo de un niño.
  • Nunca deje de cuidar a un niño cerca del agua, ya que los niños pueden ahogarse en sólo unos segundos, incluso si saben nadar. Recuerde siempre supervisar al niño cerca de las bañeras, excusados y baldes con agua.   

Inspeccione el patio de juegos

  • A los niños les encanta jugar en columpios y la resbaladilla; pero los padres, en primer lugar, deberían estar al tanto de peligros potenciales.
  • Frecuentemente, el equipo del patio de recreo se calienta excesivamente y puede quemar la piel de un niño. Antes de que su hijo juegue, toque las barras de metal y las superficies para asegurarse de que no estén demasiado calientes.    
  • Revise que los juegos en el patio de recreo no tengan partes oxidadas o sueltas. Estas piezas pueden pellizcar la piel de su niño.  
  • Tenga cuidado con las resbaladillas. Asegúrese de que su niño agarre firmemente los rieles de la resbaladera cuando suba la escalera o cuando esté sentado en la parte de arriba.

Extermine los insectos

  • Los insectos pueden ser muy fastidiosos y sus picaduras pueden ser dolorosas y hasta peligrosas. Los padres pueden proteger a sus niños usando repelentes.    
  • Solamente use productos que estén aprobados para niños; siga las instrucciones cuidadosamente y lave cualquier repelente una vez que su hijo regrese al interior.
  • Evite usar jabones perfumados o cremas en su niño, porque los perfumes pueden atraer insectos.
  • Vista a su niño con ropa de colores claros, pues estos colores no atraen insectos.

Primeros 5 Solano invita a todos los padres y cuidadores de niños a aprender sobre recursos locales que pueden ayudar a sus niños pequeños. Para más información, por favor llame al (707) 784-1332.